Las 3 herramientas más importantes para tu rendimiento digital (+1 de regalo)

En la actualidad existen una gran cantidad de datos que las empresas deben prestar atención pero, ¿sabemos cuáles son los más importantes? ¿En cuáles debemos fijarnos para alcanzar nuestros objetivos? Algunas empresas caen en el error de querer abordar todos los datos.

Al mismo tiempo, seguramente en tu empresa existan muchos deseos y órdenes de tareas pero no existe el tiempo o no se requiere del equipo necesario para llevarlas a cabo.

¿Qué es lo más importante? ¿Dónde debes concentrarte? ¿Y cómo te aseguras de que lo que haces termina produciendo resultados?

A continuación te recomendamos 3 herramientas (+ 1 de regalo porque hoy nos hemos levantado motivados) que si las utilizas a diario, te asegurarán que inviertes el tiempo y recursos en el lugar donde se crea el mayor valor para tu negocio.

Herramienta nº 1: KPIs y PIs

KPIs Key performance indicators

Seguramente estarás pensando que los KPIs (Key Performance Indicator) y los PIs (Performance Indicators) no son una herramienta. Pero llámalo un prerrequisito. Y el primer punto que necesitas conocer son los indicadores clave de rendimiento, porque para poder actuar, necesitarás saber qué es lo que realmente quieres medir.

Y luego te prometo que en combinación con las herramientas 2 y 3, tus Indicadores Clave de Desempeño (KPIs) y tus Indicadores de Desempeño (PIs) serán una herramienta diaria crucial para ti.

Tus KPIs son tu brújula

Si aún no sabes cuáles son tus KPIs, asegúrate de hablar sobre ellos con el director de tu empresa, acerca de cómo ayudarán a mejorar el negocio y a alcanzar los objetivos generales de la empresa.

Todos queremos saber cuáles son los KPIs óptimos para ayudar a nuestra empresa a alcanzar sus objetivos de negocio.

De este modo, los KPIs te ayudan a asegurar que utilizas tus recursos en las acciones que realmente crean valor para el negocio. Por lo que es importante conocer la relación sobre dónde debes centrar tus apuestas y qué resultados tienes que buscar.

Los KPIs también te ayudan a satisfacer las expectativas de tus colaboradores que quieren que priorices su área y sus ideas. Si esa idea se mantiene en una dirección completamente diferente a la de los KPIs establecidos, entonces no es por eso por lo que tienes que apostar.

Normalmente los KPIs clásicos para los canales digitales son las ventas y los clientes potenciales. Si trabajas con empresas B2B, probablemente no tendrás ventas directas en el canal, pero ciertamente generarás contactos (leads). Si no trabajas en un negocio comercial clásico, tus KPIs pueden estar más interesados en donaciones, nuevos estudiantes o miembros de tu asociación.

Los PIs (Indicadores Clave) son tu Dashboard

Los PIs son los sub-objetivos fundamentales que sirven como un prerrequisito para la realización de tus KPIs. Una condición previa es, por ejemplo:

  • Qué atrae tráfico al sitio (PI = visitas al sitio)
  • Que el sitio se las arregla para convertir las visitas a, por ejemplo, ventas o clientes potenciales (PI = tasa de conversión)
  • O que crees formularios de contacto para que los usuarios puedan suscribirse a la newsletter y conseguir nuevos leads, de esta forma tienes la oportunidad de continuar el diálogo con ellos e incentivarles y motivarles hasta que estén listos para volver y completar la conversión final (PI = suscribirse a la newsletter).
  • Un Indicador Clave también podría ser que tuvieras éxito dirigiendo tráfico a una landing page concreta o una página de ventas en particular, lo que es prácticamente un éxito si convences a los visitantes de que pasen a tu flujo de compras o rellenen un formulario de potenciales clientes (PI =visita a una página específica).

Cuando te sientas en tu coche para conducir hacia una reunión a un destino concreto que desconoces, y sabes que la reunión comienza a las 11 de la mañana, seguramente utilices el GPS del coche o móvil para asegurarte de que estás conduciendo en la dirección correcta. Además, seguro que también revisas el tablero de tu vehículo para saber que tienes suficiente combustible, de que hay aceite en el coche y de que mantienes la velocidad correcta para cerciorarte de que llegas a tiempo.

Del mismo modo, los PIs son tu tablero digital, lo que te muestra, por ejemplo, que no recibes suficiente tráfico en el sitio, que necesitas acelerar la conversión, o que necesitas tomar un nuevo camino (probar nuevas iniciativas) para alcanzar tus KPIs a tiempo.

Herramienta # 2: Sensación de urgencia

Indicadores Clave diarios

Otra herramienta que no es una herramienta como tal. De hecho, es más bien una forma de pensar.... Pero sigue leyendo para saber cómo ésta beneficiará tu rendimiento.

Primero, asegúrate de que los objetivos (o metas presupuestarias, o como lo llamen en tu empresa) estén definidos en cada KPI y PI. De lo contrario, todavía no sabes realmente qué resultados necesitas crear.

Después de todo, sabes que tienes que conseguir leads para la empresa, pero no el número exacto. Y cuando no sabes cuántos, ¿cómo puedes saber si ha sido un éxito? ¿O si, por el contrario, es necesario poner en marcha nuevos esfuerzos? Si no tienes unos objetivos, no lo podrás saber.

Una vez que hayas establecido los objetivos de tus KPIs y PIs, asegúrate de desglosarlos en objetivos diarios.

¿Por qué los objetivos diarios son correctos?

Es necesario, porque de lo contrario, no podrás saber si has llegados a los objetivos marcados para final de año. Y para entonces será casi imposible lograr la optimización de tus pronósticos para que puedas ponerte al día con los que te faltan.

¡Tu nuevo mantra!

Al desglosar tus objetivos en objetivos diarios, tienes la oportunidad de monitorizar tu desempeño diariamente y determinar si estás estás consiguiendo los resultados o si vas por debajo. Y necesitas saber si es necesario mostrar la "sensación de urgencia".

La sensación de urgencia es tu nuevo mantra. Eso te incluye a ti:

  • Responde pronto cuando descubras que te estás quedando atrás en un objetivo.
  • Porque sabes que si hoy no reaccionas rápido, entonces tienes una meta aún más alta para llegar mañana.

Si solo compruebas Google Analytics una vez a la semana, o incluso peor, una vez al mes, entonces no podrás reaccionar lo suficientemente rápido, con la urgencia que se requiere. Simplemente descubrirás demasiado tarde que estás atrasado y que tienes problemas para alcanzar los objetivos marcados.

Herramienta # 3: Dashboards

Dashboards marketing cuadros de mando

Si necesitas asegurar el rendimiento y los resultados, y si necesitas una oportunidad para responder rápidamente, entonces necesitas un acceso fácil a una visión general de tu rendimiento en varios objetivos.

Vale, has alcanzado todos los objetivos marcados para el día de hoy. Pero si los números solo se almacenan dentro de la herramienta de análisis, y se necesita ayuda para sacar los números más relevantes cada vez que se quieran ver o analizar, ¡entonces todavía estás muy lejos!

Dashboards en la pared

Lo más óptimo para tu rendimiento y para tu capacidad de mejorar los resultados es obtener uno o más cuadros de mando claros que recopilen tus objetivos y resultados hasta la fecha. Nuestra recomendación es tener una pantalla grande colgada en la pared de tu oficina donde todo el mundo pueda verla, y allí colocas los Dashboards.

Con el Dashboard accesible y visible para todas las personas de la oficina, en todo momento conocerás el rendimiento de tus acciones. Podrás verlo solo con echar un vistazo en la pantalla.

  • Donde hay números verdes

(Cuando veas los números de color verde puedes relajarte y no necesitarás poner mucha atención en ese momento, porque significa que has alcanzado los objetivos marcados en tus KPIs y PIs.)

  • Donde hay números rojos

(En este punto se deberá poner más atención porque significa que no se está llegando a los objetivos marcados. Aquí es donde tendrás que priorizar tu tiempo y recursos).

Además de garantizar la atención y la admiración de tus compañeros de otros departamentos (¡parece bastante rentable con una pantalla así!), ahora tienes la combinación óptima de herramientas para ayudarte a priorizar tus esfuerzos y recursos donde más se necesiten:

  • Tus KPIs y PIs
  • Mentalidad de Sensación de Urgencia
  • Y tu pantalla con los Dashboards (cuadros de mando)

Tus KPIs te mostrarán en cuáles de tus objetivos principales tienes que poner más atención.

Los PIs subyacentes te indican la causa.

Por ejemplo, puede ser que el número de visitas haya disminuido.

O tal vez los PIs muestran que tus visitas no convierten - es decir, la tasa de conversión del sitio ha bajado.

También puede parecer que los PIs muestren un gran abandono entre el primer y segundo paso en tu Customer Journey.

O tienes una tasa de rebote inusualmente alta en la nueva campaña que acaba de ser lanzada.

Y seguramente te mostrarán cuáles de tus fuentes de tráfico están generando el mayor valor para el negocio (a través de ventas, clientes potenciales o lo que sea que traten tus KPIs).

Con las 3 herramientas y la visión general que te ofrecen, siempre sabrás qué "tuercas necesitas apretar" para mejorar los resultados y alcanzar tus objetivos.

Una herramienta extra: La Rueda de Optimización

¿Te gustaría mejorar tus resultados? ¿Quieres ver si tus esfuerzos de optimización realmente crean los resultados deseados? Entonces te recomiendo que introduzcas un procedimiento fijo para la optimización continua.

Herramientas de Marketing

Significa que:

  • Has reservado tiempo cada semana para seleccionar el (los) sitio(s) en el sitio donde persigues más tus objetivos y optimizar esa área en particular.
  • Digamos, por ejemplo, que descubres que tu Landing Page no envía los suficientes usuarios a comprar a tu web. Por lo tanto, será necesario tomar algunas medidas de mejora en esta página.
  • Después realizarás una lluvia de ideas con algunos de tus compañeros para encontrar diferentes hipótesis de por qué esta landing page no tiene éxito en enviar a la gente más lejos. Y posteriormente, elegirás una hipótesis que creas que es la razón.
  • Basado en esta hipótesis acerca de por qué la Landing Page no tiene éxito, prepararás una lista de ideas para determinar lo que necesita ser cambiado. Puede ser que necesites un mejor titular, o puede ser que pienses que el botón CTA debería estar más arriba en la página y ser más claro. Por supuesto, la solución depende de tu hipótesis sobre la causa.
  • Se realizará un Test A/B. A continuación, crearás y publicarás la nueva variante de Landing Page - al mismo tiempo que la variante "antigua". Es decir, que se ejecuta una prueba dividida donde ambas variantes de landing page estén online (la única diferencia será, por ejemplo, el cambio de titular).
  • En el futuro, dejaremos que estén publicadas las 2 páginas. Cuando veas que hay una de las dos que funciona más que la otra, elegirás continuar solo con esa.

Dependiendo de la cantidad de tráfico en el sitio testeado, pueden pasar unas semanas o más antes de que tengas un resultado válido. Y mientras esperas, selecciona la siguiente área del sitio a ser optimizada y dividida. Y repite este proceso cada semana.

Este método es la manera más efectiva de incrementar continuamente tu rendimiento y lograr mejores resultados. Y para determinar lo antes posible si las apuestas que realices realmente tienen el efecto deseado.

Cuando utilizas activamente tu Dashboard - el efecto es continuamente monitorizado y evaluado.

Tus pronósticos y la ejecución de pruebas de división continua, te permitirán obtener más y más poder de los recursos que tienes disponibles.

Estas son algunas de las herramientas que te recomendamos para tu rendimiento digital.

 

Profundiza más sobre cómo trabajamos dentro del departamento de Marketing de Novicell.

Más información