¿Por qué los altavoces inteligentes son una gran oportunidad para tu empresa?

Parece que la Inteligencia artificial (IA) está destinada a ser la próxima revolución tecnológica. Últimamente estamos viendo cómo los asistentes personales digitales están cogiendo una mayor relevancia.

En los últimos meses hemos visto la importancia de implementar un servicio de chatbot en las empresas, que se han vuelto muy populares gracias a los avances en tecnología y el procesamiento de datos.

Pero lo que ya está revolucionando el mercado estadounidense, y dentro de muy poco el español, son los altavoces inteligentes (smart speakers).

¿Qué son los altavoces Inteligentes?

Un altavoz inteligente es un altavoz inalámbrico y dispositivo de comando de voz el cual viene integrado con algún asistente virtual y su inteligencia artificial. Para que estos smart speakers funcionen correctamente deben estar conectados a una red wifi activa.

Según un estudio de Bloomberg, los altavoces inteligentes más populares en el mercado son: Echo de Amazon con el 73% del mercado, Google Home de Google con el 14%, Sonos One de Sonos con el 2% y HomePod de Apple con el 10%.

Altavoces inteligentes y asistentes virtuales

Otro informe, en este caso de Canalys, nos muestra las cifras de ventas en el sector de los altavoces inteligentes: durante el primer trimestre de 2018, se vendieron 3,2 millones de unidades de altavoces inteligentes Google Home y 2,5 millones de altavoces de Amazon Echo. 

cifras de ventas en el sector de los altavoces inteligentes

Parece ser que este año tanto Amazon Echo como Google Home llegarán a España junto a sus asistentes virtuales incorporados, Alexa en el caso de Amazon y Google Assistant en el caso de la compañía de Mountain View.

Hace unos meses, Movistar también anunció que estaba preparando una plataforma de inteligencia artificial llamada Aura y que se podría utilizar de 3 formas distintas: a través de aplicaciones móviles, utilizando canales de terceros como Facebook, Google o Microsoft; y por último, gracias a un dispositivo llamado Home.  

¿Para qué sirven los altavoces inteligentes?

Los altavoces inteligentes comprenden, mediante un lenguaje natural gracias a algoritmos basados en tecnología (machine learning) o (aprendizaje automático), las peticiones de sus usuarios, de esta forma consiguen responder de forma más óptima a sus preguntas.

Según datos de Statista, los usos más comunes de los Smart Speakers por parte de los usuarios son: Escuchar música (68%), informarse sobre la meteorología (58%), realización de preguntas generales (52%), como por ejemplo: dónde cenar, encontrar un restaurante italiano cerca, conocer el autor de un libro, cómo preparar un plato, entre otras muchas. 

usos más comunes de los Smart Speakers por parte de los usuarios

 

A lo mejor, los ejemplos mencionados anteriormente de los asistente virtuales como Alexa o Google Assistant pueden parecerte poco interesantes pero, para las empresas, es una gran oportunidad.

Muchas marcas ya se han dado cuenta del potencial que pueden tener los smart speakers a largo plazo, por eso ya han empezado a adoptar bots con bastante rapidez.

¿Por qué los altavoces inteligentes son una gran oportunidad para tu empresa?

Cuando ves que todo el mundo empieza a hablar con bots y, que grandes empresas están implementando chatbots, esto significa que hay un nuevo mercado sin explotar. Estas nuevas tecnologías no son solo una tendencia, sino que aparecen para quedarse y ofrecer nuevas formas de comunicación entre empresa y cliente.

La opinión de los usuarios que han tenido la oportunidad de interactuar con Alexa, el bot que se ejecuta en el altavoz de Amazon Echo, están muy satisfechos. Algunos remarcan que pueden utilizarlo sin necesidad de tener conocimientos tecnológicos.

El objetivo del chatbot es ayudar al usuario en todos los sentidos, y una buena manera es a través de la voz siendo una las mejores formas de comunicación.

Por ejemplo, si tenemos un altavoz inteligente con un asistente virtual en el despacho de nuestra empresa podemos preguntarle por los resultados de ventas en vez de tener a una persona realizando un análisis, también podemos preguntarle al altavoz que apunte una tarea para asignar a un compañero, preguntar por los días que nos quedan de vacaciones, consultar cual de nuestros vendedores consiguió más ventas el mes pasado…

 

Chatbots versus Altavoces Inteligentes

La mayoría de chatbots que hemos visto hasta el momento son textuales, por ejemplo: Messenger de Facebook, chats en páginas web, en Whatsapp, etc. Son muy accesibles y fáciles de usar pero, seguro que si les pudiéramos hablar, todo sería más sencillo porque es nuestra forma natural de comunicarnos.

No creemos que las empresas deban elegir entre una u otra tecnología, los chatbots pueden coexistir perfectamente con los asistentes de voz. Solo deberemos considerar las ventajas y desventajas de cada tecnología chatbot y saber en qué situaciones podemos usar cada una.

Las grandes marcas como Google y Amazon han sabido sacarle partido a ambas tendencias tecnológicas.

La tecnología de voz Alexa de Amazon Echo ya permite integrar chatbots. Los altavoces inteligentes, en este caso Alexa, incluye reconocimiento de voz, reconocimiento de texto e interacciones conversacionales.

Ahora, las empresas tecnológicas podemos crear rápidamente interfaces de chat basadas en voz o texto para sus aplicaciones de forma interactiva al igual que Siri, Alexa y Google Assistant.

 

¿Qué necesita un asistente de voz para ofrecer una buena experiencia de usuario?

Hablar el idioma del usuario correctamente:

El reconocimiento del habla y la comprensión del lenguaje natural es clave. Deberemos educar al asistente de voz mediante funcionalidades de aprendizaje profundo, para convertir el habla en texto y la comprensión del lenguaje natural para reconocer la intención del texto, lo que nos permitirá crear aplicaciones con interacciones de conversaciones realistas.

Reconocer la voz y convertirla en texto:

El asistente debe entender el lenguaje, tu voz, el acento, la intención de los que hablamos, lo que se está diciendo, tratar de comprender el contexto y contestar de una forma natural.

Responder rápido:

Los usuarios quieren una respuesta de manera rápida y precisa, no les gusta esperar. Cuanto más entrenado esté el asistente virtual, más rápido responderá.

No errar en la respuesta:

El asistente virtual no debe equivocarse en las respuestas. En este caso, si dan una respuesta errónea, deberemos introducir nuevos datos para ayudar en el aprendizaje del bot.

Disponer de información actualizada:

Los chatbots y asistentes virtuales tienen que estar actualizados y “aprender” constantemente. Se deberán definir las acciones (intenciones) que debe cumplir el bot. Cada intención deberá añadir ejemplos de locuciones.

Este sería el objetivo hacia el que se dirigirían los altavoces inteligentes. Tendrán que ser capaces de mantener una conversación, recordar las preguntas anteriores y detectar el contexto.

En estos momentos, Google y Apple son los claros vencedores en cuanto a asistentes virtuales en los smartphones, han dominado el mercado gracias a sus sistemas operativos, pero la cosa cambia cuando hablamos de quién es el vencedor en el hogar. Amazon Echo domina el mercado de Estados Unidos, Reino Unido y Alemania gracias a su asistente virtual Alexa. Estaremos atentos a Google Home que parece que está ganando terreno a Amazon Echo.

De momento, un 16% de españoles afirma utilizar alguno de los asistentes virtuales disponibles en sus teléfonos móviles, como por ejemplo, Siri de Apple, o el asistente de Google.