Small data: Buscando la experiencia del usuario

Esto es una realidad: vivimos constantemente generando y recibiendo datos. Se habla mucho del Big Data pero, ¿qué ocurre si dejamos de pensar en grande y nos sumergimos en una parte de estos datos? Entonces nos encontraremos cara a cara con el Small data. Veamos cómo puede ayudar el small data a tu estrategia digital.

Small data vs Big Data

El Big data es un proceso que consiste en registrar y almacenar grandes cantidades de datos para luego procesarlos de tal forma que puedan ser analizados a través de estadísticas. El objetivo final siempre es llegar a conclusiones que se manifiestan con modelos predictivos que se utilizan para diferentes empresas o instituciones. Una de las aplicaciones del Big data es anticiparse a las decisiones de los consumidores de un servicio o producto, basándose en los comportamientos digitales del pasado o incluso a tiempo real. 

Los servidores almacenan grandes cantidades de datos

El Small data existe como reacción, como contraste con el Big data: sin él no tendría sentido. Pero, ¿de qué se trata exactamente?

Es un concepto que surgió por primera vez en 2016 en el libro Small data. Las pequeñas pistas que nos advierten de las grandes tendencias de Martin Lindstrom, especialista en branding. Lindstrom describe el concepto como “observaciones de comportamiento aparentemente insignificantes pero que contienen atributos muy específicos que apuntan hacia una necesidad del consumidor aún no resuelta”. De algún modo, el Small data se fija en datos concretos de la persona y los analiza cualitativamente; mientras que el Big data se basa en el método cuantitativo. 

En la actualidad, todavía podemos observar como una gran cantidad de empresas no controlan los datos que tienen cerca. Las empresas que no tienen en cuenta el análisis de datos están perdiendo una oportunidad de oro, además, supone un riesgo ya que la competencia puede adelantarse y, cuando quieran reaccionar ya sea tarde. 

El small data (análisis de los pequeños detalles) nos servirá para preparar una buena estrategia digital, organizar la información de tal forma que sea entendible y nos ayude a personalizar la experiencia del cliente. Nos permitirá convertir lo complejo en accionable. 

Hipersegmentación y Small data

Hace aproximadamente un año, gracias a las nuevas tecnologías, tuvimos la oportunidad de ofrecer grandes y únicas experiencias a los asistentes de un festival de música en Barcelona. Para poder lograrlo, tuvimos en cuenta varios factores: datos históricos del festival (si los asistentes estuvieron en anteriores ediciones), datos sociodemográficos, geolocalización por beacons, entre otros.

Por ejemplo, los asistentes que hubieran estado en las tres últimas ediciones del festival y hubieran hecho un check in con la pulsera, estuvieran dentro del recinto y hubieran consumido un mínimo de tres veces, cuando pasaban por el lado de una barra de consumiciones concreta entre una franja horaria determinada, se le notificaba vía App (SMS en caso de no disponer de app) que tenían una hamburguesa gratis por cortesía del festival. Con la acción, lo que se pretendía, a parte de ofrecer una buena experiencia de usuario, era la fidelización al festival y, el sorprenderlos y emocionarlos de una forma original y divertida.

Otra acción que realizamos y tuvo bastante éxito: felicitamos por SMS e invitamos a una tarta a los asistentes del festival que celebraran su cumpleaños el mismo día.   

hipersegmentación y small data en festival de música de Barcelona 

La unión hace la fuerza: Racional + Irracional

Si el Big data es opuesto al Small data, también son complementarios. Entonces, ¿por qué prescindir de alguno de los dos? Para entender y prevenir el comportamiento del consumidor podemos usar ambos métodos, teniendo en cuenta los objetivos de la empresa en todo momento. La finalidad nos determinará la estrategia a seguir, pero sin duda un análisis exhaustivo de los datos que disponemos es primordial.

Un claro ejemplo de éxito lo encontramos en Hawkers, la famosa empresa de de venta de gafas de sol online. Ellos mismos se definen de la siguiente forma, no somos un ecommerce de gafas de sol. Somos data. El foco está puesto en el usuario y el análisis de los datos para poder ofrecer la mejor experiencia de usuario.

Si tienes mayor interés en saber más sobre este tipo de acciones, puedes visitar nuestros servicios de marketing y Tecnología.