Cómo crear contenidos para mejorar el posicionamiento SEO

Has dominado el arte de la creación de contenidos atractivos, pero ¿por qué es importante el SEO?

No es de extrañar que cada vez más empresas inviertan en estrategias de contenidos para obtener resultados en sus sitios web. Y es que los contenidos de alta calidad fomentan las conversaciones con el público objetivo, generan confianza y aumentan el engagement.

A medida que aumenta la competencia, es primordial que el contenido sea considerado de calidad y que aporte un valor diferencial a lo existente. Pero ¿cómo se considera que un contenido es de calidad? la respuesta es cada vez más compleja, y se deben incorporar elementos fundamentales de SEO en el contenido.

En este artículo, te explicamos cómo crear contenidos para mejorar el posicionamiento SEO y cómo llevar la estrategia de contenidos de tu negocio al nivel más alto.

 

Redactar para SEO y buscadores como Goole

 

¿Qué es el SEO y cómo impacta al contenido?

SEO son las siglas de Search Engine Optimisation (optimización para motores de búsqueda), que definen el proceso de optimización de un sitio web para lograr que se posicione orgánicamente en motores de búsqueda como, por ejemplo, Google.

Cuando hablamos de “optimización” nos referimos al trabajo constante que se hace para mejorar la posición de cada página en los motores de búsqueda.

El objetivo es que, a través del contenido creado y constantemente optimizado, se atraiga e incremente el tráfico orgánico.

¿Por qué tu contenido debe estar optimizado para el SEO?

El SEO es ahora un componente fundamental de la estrategia de marketing de contenidos y nunca debe pasarse por alto. No optimizar el contenido para el SEO es como pasar horas decorando un pastel y no exponerlo en el aparador; puede parecer increíble, pero al final del día, está logrando un alcance mínimo.

El SEO es importante para conseguir una mayor visibilidad y es la clave del éxito online. Cuando los usuarios encuentran alguna página de tu sitio web, lo más probable es que hayan utilizado un motor de búsqueda como Google para llegar a él. Por eso es fundamental perfeccionar la calidad SEO del contenido de tu sitio web y asegurarse de que se ajusta a la intención de búsqueda del usuario.

 

Tipos de contenido SEO

Las entradas del blog no son el único tipo de contenido de un sitio web que puede optimizarse para SEO. De hecho, todo el contenido de un sitio web puede y debe ser optimizado para su posicionamiento orgánico.

Adicionalmente a las entradas de blog, generalmente las empresas comienzan por optimizar:

  • Home
  • Páginas de servicios
  • Información corporativa
  • Artículos de opinión
  • Guías prácticas
  • Casos prácticos y casos de éxito

No se trata de una lista exhaustiva, pero si quieres empezar con el contenido para tu negocio, son un buen punto de partida.

Ahora, ¿cuáles son exactamente los pasos para optimizar tu contenido para el SEO?

Tipos de contenido SEO

 

Pasos para crear y optimizar contenido SEO-Friendly

1. Identificar e incluir la investigación de palabras clave

Uno de los componentes fundamentales del SEO es incorporar tus palabras clave. Esto implica planificar estratégicamente tu contenido en función de las palabras y frases más populares en los resultados de búsqueda. Así, tu contenido estará orientado a lo que la gente busca en relación con tu negocio o sector.

Por ejemplo, si tienes un bufete de abogados, debes identificar términos relacionados a “bufete de abogados”, ya que tendrás una mejor comprensión de los intereses de tu mercado objetivo y de cómo están buscando tu contenido o servicios

Descubrir palabras clave puede parecer un proceso difícil, pero con las herramientas adecuadas es fácil empezar. Las herramientas de investigación de palabras clave que recomendamos son:

  • Ahrefs (Keywords Explorer)
  • SEMrush (Keyword Overview & Keyword Magic Tool)
  • Google Keyword Planner
  • Google Trends

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el análisis de palabras clave no es una estrategia nueva. Esto significa que no basta con incluir estas palabras clave en tu contenido. También deben aparecer en la URL, metatítulo, metadescripciones y alt text.

Consejo: Procura que tus palabras clave encajen de forma natural en tu contenido. Evita sobrecargar con palabras clave en todos los lugares disponibles, ya que si las incorporas en exceso puede considerarse spam. Por tanto, aprovéchalas, pero no dejes que dominen tu contenido.

 

2. Utiliza títulos y subtítulos

No hay nada más desalentador que un trozo de texto enorme o un diseño de página desordenado. No solo es molesto desde el punto de vista del usuario, sino que este tipo de estructura de contenidos perjudica la experiencia que tendrá el usuario con nuestro sitio web y, por tanto, el bounce rate será más alto afectando al posicionamiento SEO. Esto se debe a que los usuarios rara vez leen un artículo completo, sino que buscan títulos, subtítulos y descripciones de contenido fácilmente navegables... ¡y también lo hace Google!

La inclusión de títulos y subtítulos facilita la lectura y la comprensión del contenido tanto a los usuarios como a los motores de búsqueda. Imagínatelos como un índice de contenido: los usuarios apreciarán estas señales, ya que encontrarán exactamente lo que buscan y elegirán permanecer en tu sitio. Esto reducirá la tasa de rebote de la página, lo que, a su vez, aumentará la puntuación de tu SEO.

En el mundo del SEO, los títulos y subtítulos se denominan habitualmente como etiquetas “H” y según su jerarquía se ordenan: H1, H2, H3, sucesivamente. Están diseñados como etiquetas de encabezado para organizar el contenido, mientras que el número representa su nivel de prioridad dentro del texto.

Ejemplo de etiquetas H según jerarquía:

H1: Galletas saludables en el mercado

H2: Tipos de galletas dulces y saludables

H3: Galletas de chocolate bajas en calorías

H3: Galletas de vainilla

H2: Tipos de galletas saladas y saludables

H3: Galletas integrales

H3: Galletas con semillas

 

Consejo: No te olvides de las palabras clave. Los títulos y subtítulos son una forma perfecta de incorporar las palabras clave, ya que los motores de búsqueda reconocen que las etiquetas de los títulos son parte importante del texto.

 

3. Identificar la longitud óptima del contenido

El contenido que es SEO-Friendly implica mucha planificación de los puntos que se quiere desarrollar, para así alcanzar la extensión óptima de cada artículo.

La longitud ideal de los contenidos de marketing es muy discutida, pero siempre recomendamos superar las 1.000 palabras. Esto se debe a que se ha comprobado que el contenido largo tiene un mejor rendimiento en los motores de búsqueda, ya que mejora la autoridad y la calidad de los contenidos a los ojos de Google.

Teniendo la longitud en cuenta, siempre es recomendable que la estructura sea pensada según el público al cual va dirigido tu contenido. Por ejemplo, para captar y mantener la atención del público más joven es mejor que los textos sean cortos y ágiles, para satisfacer los tiempos de atención más cortos.

Intenta que tu contenido sea lo más largo posible, pero asegúrate de que tenga una longitud adecuada que satisfaga a tu público objetivo y, ante todo, sea de calidad

Consejo: Recuerda que cuando se trata de escribir contenidos, la calidad sigue siendo fundamental. El número de palabras por sí solo no garantizará que un contenido sea apto para SEO. Atraer y retener a los usuarios en el sitio debe seguir siendo el objetivo principal, por lo que hay que evitar diluir el contenido simplemente para aumentar su longitud.

 

4. Optimiza tus imágenes

Probablemente, uno de los componentes más ocultos de los contenidos SEO-Friendly es la capacidad de optimizar las imágenes.

Cada vez más, los profesionales del marketing utilizan imágenes con más frecuencia para acompañar sus contenidos para incorporar elementos gráficos que hagan amena la lectura. Los consumidores modernos están en constante movimiento y retener su interés es más difícil que nunca, por lo que cada vez es más necesario incluir imágenes para lograr un impacto visual.

Por lo tanto, la optimización de las imágenes para SEO puede ayudar a posicionar mejor el contenido, especialmente si se trata de contenido que también puede ser encontrado a través de imágenes como, por ejemplo, algún producto como ropa o móviles.

Existen dos pasos principales que se deben realizar al optimizar las imágenes para SEO:

a) Modifica el tamaño de las imágenes

Asegúrate de que tus imágenes no son demasiado grandes ni tienen una resolución demasiado alta. Las imágenes grandes con alta resolución dan lugar a incrementar los tiempos de carga de la página y pueden aumentar la tasa de rebote. Esto penalizará el posicionamiento SEO de la página.

 

b) Incluye texto Alternativo (Alt Text)

Las imágenes son irreconocibles para los motores de búsqueda, por lo que es una buena idea proporcionarles descripciones de la imagen que incorporen las keywords adecuadas para ser encontradas. El texto alternativo (a menudo llamado Alt text) hace precisamente eso, permitiendo a los motores de búsqueda indexar con precisión el contenido de la imagen y clasificar la página.

Consejo: Asegúrate de que las imágenes que utilices complementen el texto. Añadir imágenes únicamente para aprovechar el texto alternativo para la utilización de palabras clave aumentará las posibilidades de que Google determine que el contenido es irrelevante y de baja calidad.

 

5. Incluye enlaces internos y externos

Actualizar la estructura de enlaces es una de las mejores maneras de crear contenidos que favorezcan el SEO. Para ello, debes entender la diferencia entre enlaces internos y externos, y saber exactamente cómo y cuándo incluirlos.

Enlaces internos

Los enlaces internos dirigen a las personas a otras partes de la web. Trabajan para aumentar la participación del usuario haciendo que el contenido sea fácilmente navegable y promoviendo otros contenidos específicos de interés. Esto produce experiencias de usuario positivas que conducen a conversiones y ganan la fidelidad del cliente. Así también, si las diferentes páginas de un sitio web son enlazadas, se entiende que esas páginas son relevantes y, por tanto, impacta positivamente al posicionamiento de ellas.

Enlaces externos

Los enlaces externos también tienen un impacto, aunque se esté enlazando a contenidos de otros sitios web. Esto puede parecer contraproducente al principio, pero enlazar a fuentes creíbles y de confianza ayudará a mejorar la autoridad de tu sitio web en los resultados de los motores de búsqueda. Es más, los algoritmos de Google siguen el contenido enlazado como una de las señales de clasificación de contenido más fuertes, ya que al enlazar a un sitio web de un referente en una cierta temática, ayuda a entender de qué trata realmente tu contenido.

Los enlaces internos y externos son una buena forma de mejorar el posicionamiento en los motores de búsqueda, pero hay que evitar los enlaces rotos y el "link stuffing". Esto resultará perjudicial para la clasificación general de tu contenido en el SEO y será penalizado por Google. Intenta que tus enlaces sean relevantes e interesantes.

Consejo: La construcción de enlaces no es una dirección de un solo sentido. Cuantos más enlaces se establezcan con sitios externos, más probable será que la misma empresa te devuelva el favor. Esto hará que tu sitio web gane "backlinks", que también suelen tener una alta clasificación orgánica en los motores de búsqueda.

 

¿Cómo podemos ayudarte?

En Novicell, somos una agencia de SEO con sede en Barcelona que anima a las empresas a alcanzar su máximo potencial digital. Es importante para nosotros presentar la realidad sobre el estado del SEO de tu sitio web y adaptar nuestras soluciones específicamente en torno a las necesidades individuales de tu negocio. Proporcionamos servicios de SEO técnico, de calidad e internacional, desde la construcción de enlaces hasta el SEO off-page. Nuestro objetivo es simple: tu éxito es nuestro éxito.

 

Si estás buscando una agencia de SEO que te ayude con tu estrategia, contacta con nosotros o agenda una llamada para hablar con uno de nuestros consultores SEO, que estará encantado de ayudarte.