UX y usabilidad: ¿Cuál es la diferencia?

La diferencia entre UX y usabilidad muchas veces pasa desapercibida, ya que son términos parecidos y ambos están relacionados con la experiencia de usuario. 

A pesar de que tienen muchos puntos en común, estas dos disciplinas tienen diferencias notables que no podemos dejar sin aclarar. Antes de empezar, vamos a definir rápidamente dos conceptos:  

¿Qué es UX? 

UX es el proceso de mejorar la experiencia de usuario en todos los aspectos de la interacción entre una persona y un producto, servicio o empresa. Es muy similar a la experiencia del cliente, pero en este caso el cliente es el usuario final de una página web, una aplicación móvil o un producto. 

¿Qué es usabilidad? 

Usabilidad hace referencia a la parte funcional del producto y su grado de eficiencia. Es decir, si un producto es intuitivo, fácil de utilizar y cumple con las expectativas de sus usuarios. La usabilidad tiene como principal objetivo que los usuarios puedan completar las tareas que necesitan realizar sin experimentar dificultad o frustración, y que todo suceda de manera natural y fluida. 

 

Cómo medir la usabilidad de una web

 

¿Cuál es la diferencia entre UX y Usabilidad? 

Una de las principales diferencias entre estas dos terminologías es su objetivo principal. 

Diseño ux y Usabilidad

La usabilidad mide la facilidad de uso de un producto. 

El objetivo principal del diseño de usabilidad es garantizar que un producto o página web sea fácil de usar. En las páginas web, la mala usabilidad puede manifestarse de muchas maneras, pero la mayoría de los problemas que genera se relacionan con estructuras de enlaces deficientes, una excesiva cantidad de texto o una navegación complicada.  

Para saber si una interfaz tiene buena usabilidad o no, podemos empezar por hacernos un par de preguntas simples:

  • ¿Puede mi usuario completar una tarea en cuestión de pocos clics?
  • ¿Puede mi usuario entender mi interfaz en cuestión de segundos?

Si la respuesta es no, entonces es hora de plantear e implementar una mejora en el diseño de la usabilidad de nuestro producto. 

Para que tengas un ejemplo de lo que es una mala usabilidad, aquí tienes una página web famosa entre los diseñadores por ser un buen ejemplo de lo que no es una buena usabilidad: http://thebiguglywebsite.com/. 

UX mide el sentimiento que genera el producto. 

Ya sea divertido, frustrante o satisfactorio, UX se refiere a la sensación general que tiene un usuario cuando interactúa con una empresa en su conjunto. Sí, toda la empresa. No solo la interacción con un sitio web o producto, sino todo lo de antes, durante y después de esa interacción. Si la usabilidad mide la facilidad de uso de un producto, la experiencia del usuario engloba la usabilidad del producto, su funcionalidad, confianza, valor, apariencia y placer. 

Usabilidad: concreta y centrada. 

La usabilidad es un término limitado y específico, que hace referencia a solo uno de los muchos aspectos que constituyen la experiencia de usuario. Por esa razón, una de las mejores formas de verla es separándola de la marca a la que pertenece.  

UX: amplia y holística 

Comparativamente, la experiencia de usuario es un término amplio que engloba todos los aspectos de la interacción del usuario final con la compañía, los servicios y los productos que ofrece. Por ser tan amplia y extensa, la experiencia de usuario puede resultar buena en algunas áreas y pobre en otras, mientras que la usabilidad siempre será clara y concisa.  

A pesar de sus diferencias, es importante entender que existe una estrecha relación entre estos términos, especialmente porque una buena usabilidad contribuye a la buena experiencia de usuario. Es decir, productos con buena usabilidad resultan convenientes y hacen que los usuarios se sientan bien al utilizarlos. Esta experiencia emocional positiva proporciona felicidad, que a su vez se traduce en una buena experiencia de usuario tanto con el producto como con la empresa.  

Tiene sentido, ¿verdad?  

Diferencias entre diseño ux y usabilidad

 

Veamos un ejemplo práctico. 

Juan entra en una web de un e-commerce de ropa porque se quiere comprar una chaqueta nueva. Rápidamente encuentra la sección de jerséis y aquí puede aplicar filtros en base a términos de búsqueda específicos. Hasta este punto, él ha tenido una buena experiencia ya que la web tiene un alto nivel de usabilidad que le guía por el camino más fácil y menos laborioso. 

Juan decide no efectuar la compra en ese momento y vuelve más tarde buscando más información. Tiene una duda muy concreta, por lo que decide que será más fácil entrar en contacto con la empresa utilizando el teléfono de contacto que encuentra en la web. Cuando llama, lo ponen en espera y después de 20 minutos esperando se cansa y decide colgar. Juan ha tenido una mala experiencia con el servicio de atención al cliente y se siente frustrado, pero después del intento fallido regresa a la web, por la que navega sin esfuerzo a través de encabezados y enlaces claros y una buena infraestructura de información. De manera general su experiencia no ha sido terrible ya que la web tenía una buena usabilidad, de modo que decide finalizar la compra. 

La usabilidad fue un elemento clave en el proceso de búsqueda y compra del producto que Juan quería, ya que hizo que la experiencia fuera rápida, fácil e intuitiva. Todo lo demás es UX – la experiencia de Juan con la empresa de principio a fin. 

Usabilidad y Accesibilidad 

Hemos determinado que un buen UX incluye una buena usabilidad, pero una buena usabilidad también requiere buena accesibilidad. La accesibilidad busca que un producto no solo tenga una buena usabilidad, sino que también sea inclusivo y agradable para los usuarios, independientemente de sus habilidades o de los dispositivos que utilicen para acceder. 

Por esta razón, para lograr la mayor usabilidad, debemos asegurarnos de que el diseño tenga en cuenta también la accesibilidad. 

 

Webinar UX como tener proyectos web eficientes y exitosos

 

Porque la accesibilidad es importante. 

La accesibilidad alcanza a un público más amplio 

Casi el 25% de la población de España tiene problemas para moverse en el entorno digital. En este contexto, si una web no ofrece una experiencia atractiva y efectiva, está dejando de impactar a millones de personas. 

Accesibilidad es equivalente a satisfacción  

Hoy en día muchos usuarios miden su satisfacción en base a la experiencia digital de la empresa, así que cuanto mejor y más accesible sea la experiencia que nuestra web ofrece, más satisfechos estarán nuestros clientes. 

La accesibilidad mejora el SEO  

Cuando el contenido se presenta de manera más organizada, comprensible y accesible, es mucho más fácil que Google encuentre y evalúe nuestra web. Este tipo de contenido no solo aumenta la accesibilidad de la web, sino que también la hace más SEO friendly. 

La accesibilidad está regulada 

Cumplir con las últimas pautas de accesibilidad web (WCAG 2.1) ya es un requisito legal para las organizaciones públicas. Esto cubre todas las aplicaciones móviles públicas y, a partir de junio de 2025, incluirá a todas las empresas privadas. 

 

 

¿Como te podemos ayudar? 

Una cosa es crear webs que la gente disfrute usando; otra cosa es crear webs que todos puedan usar. Nuestros diseñadores especialistas en UX son expertos en accesibilidad y pueden trabajar contigo para crear una página que convierta y además accesible para todos. Trabajamos con muchos aspectos de usabilidad, UX y accesibilidad, y diseñamos de manera holística para comprender su conexión con la experiencia de usuario, la usabilidad y el rendimiento de la web.